Contáctanos    Urgencias (24 hrs.): 5360-3311 y 5240-0404

Conducta Reconociendo el futuro carácter del cachorro

Reconociendo el futuro carácter del cachorro

Test de Campbell

Este es un test diseñado para aproximarnos al pronostico del potencial de carácter del cachorro a elegir en una camada. Su interés estriba sobre todo en los conceptos en base a los que está diseñado, esto es: Reacciones dominantes ante estímulos externos, independencia y sociabilidad, confianza y sumisión. Su utilidad dependerá de la capacidad del guía para moldear este potencial y de la elección de éste teniendo en cuenta el entorno social y familiar en el que va a desarrollar su educación, siempre que se tenga presente que el carácter de nuestro futuro compañero dependerá de la educación recibida, sobre todo en los primeros meses de vida.

Para que el éxito del test sea alto deben darse unas condiciones para su realización:

  • Una única persona examinará al cachorro.
  • El cachorro debe contar "exactamente" con la edad de siete semanas
  • Se le examinara de forma individual y totalmente aislada
  • El recinto en el que se realice el test deberá estar tranquilo, sin ruidos y libre de objetos que puedan distraer al cachorro
  • Se realizará sin preparación previa de forma neutral y sin felicitarle en ningún momento.

Sin que se den estas condiciones el test es perfectamente posible, pero los resultados no serán los exactos que desearíamos, tal vez las condiciones más importante son la tranquilidad, una edad que se aproxime bastante a la ideal y ser solo una persona la que este presente en el recinto.

EL TEST

Atracción social

Colocar al cachorro en el centro del recinto y en silencio alejarse unos pasos en sentido opuesto. Arrodillarse y tocar suavemente las palmas para llamar su atención.

  • Viene enseguida, con el rabo levantado, dando saltitos y mordisqueando las manos.
  • Viene sin dificultad, con la cola alta, dando con su pata en las manos
  • Viene sin dificultad con la cola baja
  • Viene titubeando
  • No viene.

Seguir al amo

Situado al pie, al lado del cachorro, comenzar a caminar asegurándose de que el cachorro se da cuenta.

  • Sigue sin dificultad, cola arriba, tratando de mordisquear los pies.
  • Sigue sin dificultad, cola arriba, a sus pies.
  • Sigue sin dificultad, con la cola abajo.
  • Sigue titubeando, con la cola abajo.
  • No sigue o se aleja en diferente dirección.

Obligación

Colocar al cachorro sobre el suelo, boca arriba y mantenerlo así unos treinta segundos, apoyando la mano sobre su pecho.

  • Lucha vigorosamente, se debate y muerde.
  • Lucha vigorosamente.
  • Se debate y acaba quedándose quieto.
  • No se mueve, lame las manos.

Dominancia social

Arrodillado al lado del cachorro, golpearle suavemente en la parte superior del cráneo, bajando a lo largo de la columna vertebral sobre el dorso y acariciarle a contrapelo sobre la misma región durante treinta segundos.

  • Salta, da patadas, muerde y gruñe.
  • Salta, da patadas.
  • Se retuerce, lame las manos
  • Se da la vuelta boca arriba y lame las manos.
  • Se aleja y no vuelve.

Dignidad

Colocar las manos entrecruzadas bajo el tórax del cachorro y levantarle de forma que sus patas no toquen el suelo. Mantenerlo en esta posición durante treinta segundos.

  • Se debate enérgicamente, muerde, gruñe...
  • Se debate mucho.
  • Se debate, se calma y/o lame las manos.
  • No se mueve y lame las manos.

Análisis del resultado

  • DOMINANTE AGRESIVO

    Dos"1" con algunos"2"
    Cachorro dominante y agresivo. Habrá que tratarlo con cuidado, no pegarle nunca, pues aumentaría su agresividad. En caso de necesidad de castigo utilizar la técnica del Dominance Down (voltear al perro cogiéndole de los carrillos, utilizando nuestro cuerpo para inmovilizar sus patas traseras, hasta que se calme, sometiéndose). No conviene hacerle rabiar ni, en cualquier caso provocar situaciones en las que necesitemos castigar. Este tipo de perro necesitará de un amo experto con una situación familiar en la que no se den niños y será imprescindible una educación equilibrada firme pero inteligentemente suave. Un adiestramiento adecuado lo convertiría en un gran perro de defensa.

  • DOMINANTE

    Tres o más "2"
    Perro dominante. Si se consienten sus caprichos se volverá insoportable. Intentara en la convivencia salirse con la suya, a veces gruñendo o metiendo boca sin llegar a morder al principio. Debe ser educado con firmeza igual que en el caso anterior, aunque su comportamiento será menos peligroso al principio y una educación adecuada le convertirá en un gran perro de compañía aunque tampoco es recomendable que conviva con niños menores de 16 o 18 años ni, en cualquier caso manos inexpertas.
  • SUMISO

    Dos o más "4" y algún "5"
    Perro muy sumiso, sensible a las reprimendas, necesita cariño y atención. Con un castigo inadecuado podría adquirir una timidez no aconsejable en ningún caso para un perro ya que podría morder por miedo. Conviene darle confianza en sí mismo, teniendo en cuenta que esta se basa en la comprensión absoluta en sus obligaciones y derechos. Puede convivir con niños responsables.
  • EQUILIBRADO

    Tres o más "3"
    Nos encontraríamos ante un perro equilibrado, capaz de integrarse sin problemas en cualquier hogar, siempre que su educación sea adecuada. No es demasiado agresivo pero tiene carácter. No es demasiado sumiso pero se adaptará a una educación sin problemas. Puede convivir con niños.
  • INDEPENDIENTE

    Dos o más "5"
    Cachorro difícil de educar. Independiente e imprevisible. Puede ser tímido o llegar a morder si se le castiga. No es aconsejable su adquisición.

Un resultado mixto aconseja la repetición del test. Si el resultado se repite intentar resolver el resultado aplicando lógica en la suma de las respuestas y, si esto no es posible, no adquirir el animal, ya que sus comportamientos serán imprevisibles.

Conclusión

Antes de elegir a un cachorro deberíamos plantearnos que tipo de carácter es el que más nos conviene, dependiendo de nuestra experiencia con animales, situación personal y familiar, lugar de residencia. Una vez con los conceptos claros no arriesgarnos a un perro que nos pueda dar problemas, sobre todo en el caso de haber niños o personas mayores en nuestra vida. En principio la mejor elección parece el perro equilibrado, pero en cualquier caso tener en cuenta que la educación es la mejor arma que tenemos para moldear el carácter de nuestro perro y esta depende, básicamente de nuestro sentido común.

URGENCIAS VETERINARIAS 24 HRS: 5360-3311 Y 5240-0404 | CONTACTO | MAPA DEL SITIO | AVISO DE PRIVACIDAD | Síguenos en: